Warning: include_once(/home/estudiologos/moncatala.com/wp-content/plugins/wordpress-support/wordpress-support.php): failed to open stream: Permission denied in /home/estudiologos/moncatala.com/wp-settings.php on line 182

Warning: include_once(): Failed opening '/home/estudiologos/moncatala.com/wp-content/plugins/wordpress-support/wordpress-support.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/lib/php:/usr/local/php5/lib/pear') in /home/estudiologos/moncatala.com/wp-settings.php on line 182
Receptes

Receptes

fricando

El Fricandó

El Fricandó es una receta tradicional de la cocina catalana que despierta todos los sentidos, uno de esos guisos que perfuma toda la casa, que da la bienvenida al otoño y que provoca que los comensales esperen con una gran sonrisa en la mesa para que les sea servido su plato.

INGREDIENTES  (cantidades aproximadas)

1 kg de carne de ternera (tapa plana)
300 gr. de cebollas
2 zanahorias
250 gr. de champiñones o portobello, o lo que gustes
200 cc. de aceite de oliva
1 cucharada de harina ( + harina para rebozar )
200 cc. de coñac
sal / pimienta
hierbas de provenza

PREPARACIÓN

1. Si no son secos, poner los hongos en remojo en agua fría durante 2 horas y después escurrirlos bien.

2. En una cazuela de barro, freír los filetes de ternera, cortados finos, salpimentados y enharinados previamente, dorarlos en aceite y reservarlos.

3. En el mismo aceite, sofreír las cebollas picadas, las zanahorias también picadas bien pequeñas; dejar que sofría lentamente y removerlo para que tome color.

4. Cuando la cebolla empiece a quedar como mermelada, añadir una cucharada de harina y dejar que se dore dando color a la salsa.

5. Rociarlo con el coñac (a gusto), evaporarlo y volver aponer la carne en la cazuela. Añadid un poco de caldo, poned un puñado de hierbas de provenza y dejar que se cueza lentamente hasta que la carne esté tierna ( ir añadiendo caldo al gusto ).

6. Cuando falten 15 minutos para acabar la cocción ( mirarlo a ojo ) añadid los champiñones remojados y dejar que haga ” xup xup”.

7. Dejar dos minutos, retirar y servir.

8. Servir y acompañar con papas fritas.


Warning: Creating default object from empty value in /home/estudiologos/moncatala.com/wp-includes/comment-template.php on line 666
BERENGENAS SOLAS

BERENJENAS RELLENAS ( Albergínies farcides )

La berenjena contiene una gran cantidad de agua, vitaminas y minerales lo que hace que aporte una baja cantidad de calorias. El relleno que elijamos será el responsable del incremento calórico a la receta., por lo que resulta un plato no excesivamente energético, ideal para una dieta equilibrada.

Presentaré algunas de las variadas opciones de relleno que permite este exquisito plato, que en cataluña se ha convertido en algo tipico de su cocina tradiconal.

RELLENO DE LANGOSTINOS Y CHAMPIGÑONES:

Cortamos las berenjenas por la mitad, y las colocamos en una fuente para horno, con algo de sal, un chorrito de aceite de oliva y las ponemos a hornear. Cuando estén cocidas, las retiramos del horno y las vaciamos con una cuchara sopera.

En una paella, rehogamos la cebolla y los champiñones picados, y cuando se ablanden añadimos la carne de las berenjenas, tambien picadita.

Luego pelamos los langostinos, los salteamos en la paellera con un poco de aceite, se retiran y se pican antes de añadirlos a la preparación.

Con los caparazones y cabezas de los langostinos preparamos un fumet. Inmediatamente con este fumet, la manteca,la harina, la leche, la nuez moscada y un poco de sal preparamos una beixamel.

Luego rellenamos las berenjenas con el preparado, rociamos con la beixamel y el queso rallado y colocamos a gratinar en el horno unos 5 minutos, hasta que comience a dorarse el queso.

Al llevar a la mesa se puede adornar con unos camarones sobre cada mitad.

INGREDIENTES

- 2 berenjenas grandes
- 1 cebolla pequeña
- 1 bandeja de champiñones
- 8 langostinos
- 1/2 litro de leche
- harina, nuez moscada
- mantequilla, queso rallado,
- aceite de oliva, sal

Cómo hacer eL fumet o caldo de pescado:

Para hacer nuestro fumet en este caso con loscaparazones y cabezas de langostinos que nos sobraron, debemos revervar estos junto con zanahorias, puerros, apio y cebolla y colocar todo en un recipiente con agua fria a fuego maximo. a medida que se calienta debemos ir retirando la espuma que se vaya formando, cuando empiece a hervir, añadimos un vaso de agua y cuando vuelva el hervor dejar hervir 30 minutos. Posteriormente dejar enfriar y pasar por un tamiz para filtrar y que nos quede un liquido lo mas puro posible.

Salsa beixamel para pescados y mariscos

En una olla de acero inoxidable poner a hervir la leche.
Una vez que hierva, agregar la mantequilla.
Disolver la maicena en el fumet de pescado lentamente, mezclándolo todo bien.
Agregar la sal, la pimienta, la nuez moscada, el coñac y dejar cocinar a fuego muy lento por unos minutos.
Si queda espesa, añadir leche, que quede con una consistencia media dando tiempo a la mezcla a absorber todos los ingredientes.
Revolver con una cuchara de madera constantemente para evitar que se formen grumos.
Cuando empiece a hervir, dejar cocinar todo unos minutos.
Compruebar el punto de sal.
Tiene que quedar una crema muy fina.

Ingredientes:

35 gr. de mantequilla
30 gr. de maicena
100 cc. de fumet de pescado
500 cc. de leche
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta blanca
1 pizca de nuez moscada rallada
0,5 chorritos de coñac
300px-Pan_con_Tumaca

Pan con tomate ( pa amb tomàquet )

Este prodigio alimentario se les ocurrió a los catalanes hace poco más de dos siglos, pero con tanta conciencia de hallazgo que lo han convertido en una seña de identidad equivalente a la lengua o a la leche materna.

El pan con tomate (pa amb tomàquet, pa amb tomata o pa amb oli en los distintos dialectos de la lengua catalana) es una típica receta de la cocina aragonesa, balear, catalana y valenciana , similar al pan con aceite del desayuno andaluz y a la bruscheta al pomodoro italiana. Se elabora frotando tomate crudo y maduro sobre una rebanada de pan, preferiblemente de pagès (pan de payés), tostado o no, aliñado al gusto con sal y aceite de oliva.  Si se desea, una vez tostado el pan y antes de untar el tomate, hay quien restriega ajo para darle sabor picante.

En Mallorca el pa amb oli (pan con aceite) se elabora restregando una variedad de tomate denominada tomática de ramellet (tomate de ramillete), cultivada al efecto, de inferior tamaño, con un gusto ligeramente más salado y amargo que la variedad del tomate estándar comercializado en Europa y de piel más dura y seca, lo que permite una conservación superior a la del resto de variedades del tomate, pudiendo incluso alcanzar los seis meses.

Como saborearlo:

Puede constituir entrante, acompañamiento y también plato principal, en cuyo caso suele acompañarse de embutidos, quesos, tortilla y salazones. En Mallorca el acompañamiento paradigmático incluye camaiot (embutido graso típico de la isla), queso mahonés, jamón serrano y aceitunas mallorquinas, negras o verdes, especialmente amargas por su alto grado de mineralización, como consecuencia de su recolección tras días en la tierra, y no directa del árbol.

ORIGENES

El origen de la receta se sabe que está inspirado en el pan con aceite, rebanadas de pan aliñadas con aceite de oliva y condimentadas con un poco de sal. La unión del pan y el aceite de oliva han estado presentes en la cocina mediterránea desde la Grecia Antigua. En el siglo XVII aparece la receta panbolibo en un recetario de Jaume Oliver, exactamente como la actual pero aún sin tomate. Y es que, aunque el contacto de Europa con América comenzó a finales del siglo XVI, el tomate no estuvo presente en la cocina catalana hasta el siglo XVIII. El cocinero Josep Lladonosa i Giró, nacido en 1938, recuerda que su abuela Julia le contaba que ya sus padres comían pan con tomate, y, con más precisión, Nèstor Luján afirma que la primera referencia escrita de pan con tomate data de 1884 . Según la tesis de Nèstor Luján, el pan con tomate se habría ideado en el mundo rural, en un momento de abundancia en las cosechas de tomate, para aprovecharlos y así ablandar el pan seco. Nèstor Luján explica que la implantación del pan con tomate en Cataluña nada tiene que ver con la inmigración murciana, como se había dicho popularmente. Según este rumor desmentido, mucho después los trabajadores murcianos del metro de Barcelona en los años 20 del siglo XX, plantaban tomateras al lado de los raíles para untar el pan seco.

Además está considerado como uno de los mejores ejemplos que definen la dieta mediterránea, extendido como receta tradicional por toda España.

Font: wikipedia.org

carajillo

Carajillo

El carajillo es una bebida que combina café con una bebida espirituosa, normalmente aguardiente de orujo, brandy o ron. Es típica de España y su origen se remonta a la época en la que Cuba era española y los soldados combinaban café con ron para coger “corajillo”, de coraje, y de ahí, carajillo. Otras fuentes citan que en la estación de Francia de Barcelona los arrieros que esperaban el turno de carga, en lugar de pedir café y copa, pedían que se lo mezclaran, por “que ara guillo” (en catalán: ahora marcho con prisa). De ahí el apócope “caraguillo” y su posterior desviación fonética.

Si bien existe controversia, como en cualquier receta, parece que la opción más aceptada es la que combina la bebida espirituosa junto con un trozo de piel de limón, unos granos de café, un pedazo de canela en rama y azúcar. Una vez quemado el conjunto, se añade el café, preferiblemente café expreso.

En Costa Rica la palabra se usa como sinónimo de niño o muchacho muy joven, y tiene un tono un tanto despectivo.

Curiosidades

Existe una frase hecha en castellano para decir que algo es muy antiguo o que está pasado de moda que es «eso es más viejo que los carajillos». La acepción que tiene el término en Costa Rica no se relaciona en nada con el vocablo de España, pues “carajillo” (mocoso, jovenzuelo) es simplemente diminutivo de “carajo”, que en Costa Rica significa “tipo”, “sujeto”, “individuo”. Asimismo, este “carajillo” costarricense adopta los dos géneros (“carajillo” en masculino, “carajilla” en femenino).

La forma más común del carajillo como bebida es una combinación de café y brandy.

La proporción de alcohol y café también es diferente según la zona geográfica, por ejemplo en Cataluña se utiliza poco café y un alto porcentaje de alcohol, mientras que en localidades de Castilla y León, la cantidad de café es mayor y el alcohol suele calentarse hasta hervir antes de mezclar con el café.

patatas

Patatas bravas

Esta clàsica receta es ideal para acompañar todo tipo de comidas, es muy fàcil de hacer y no le llevarà mas de 30 minutos. La cantidades indicadas son para aproximadamente 4 personas.

Las salsas que se utilizan, pueden variar de acuerdo a la zona en donde se prepare, aqui daremos una bien clasica, pero posteriormente ofreceremos a nuestros seguidores otras recetas de salsas para que experimenten con este plato.

Ingredientes:

- 500g de patatas

- 2 dientes de ajo

- 1 huevo

- Una cucharada de pimenton picante

- Un vaso pequeño de Aceite de oliva

- Sal, pimienta, vinagre

Preparaciòn:

Una vez lavadas las patatas, sin pelarlas, las ponemos a hervir con sal en agua hirviendo 15 minutos, luego las sacamos del fuego y las ponemos a enfriar, posteriormente las pelamos y las troceamos en cuadraditos de tamaño mediano, puede ser de 1 a 2 cmts o de mayor tamaño tambien de acuerdo al criterio del cocinero.

A continuaciòn se frien en una sartèn con abundante aceite caliente, hasta que se pongan doraditas

Aparte se prepara la salsa, colocando en un bol un vaso de aceite, el huevo, el ajo ( previamente picados en un mortero) y sal, despues añadimos al bol un chorro de vinagre y batimos hasta que cuaje la salsa.

Finalmente echamos la salsa sobre las patatas y espovoreamos con pimentos picante.

Tambien puede usarse pimenton dulce pero, pero el resultado seria patatas buenas en vez de bravas.

mar-y-montanya

Pollo con Langostinos (o langosta o cigalas)

Dificultad: alto — Plato típico de la Costa Brava, en el que se mezclan el sabor del pescado con el del pollo

Paso 1: Se pone sal al marisco y se fríe ligeramente con el aceite muy caliente, se reserva en un fuente.

Paso 2: Se salpimenta el pollo y se dora en el mismo aceite. Se reserva en la misma cazuela donde luego se va a guisar.

Paso 3: La cebolla cortada fina se sofríe junto con los ajos. Cuando empriecen a dorarse se le añade el pimentón, se le deja sólo 1 minuto (para que no se queme) y se añade el tomate.

Paso 4: Cuando esté listo se echa el sofrito a la cazuela sobre el pollo, la picada de almendras, el caldo y el vaso de vino. Se deja a fuego lento durante 45 min.

Paso 5: Después de este tiempo de cocción se le añade el marisco, se flambea son el brandy(se pone el cucharón lleno de brandy sobre un poqueño fuego y cuando esté caliente se coloca Vd. sobre la cazuela y se le prende fuego. Una vez arde, se esparce por encima).

Paso 6: Se deja cocer todo junto 10 minutos más y se apaga.

Font:euroresidentes.com

crema

La Crema Catalana

La crema catalana esta considerada como el postre más típico y tradicional de Cataluña.

Al margen de ser muy exquisito al paladar es un alimento altamente nutritivo, que aporta al organismo muchas vitaminas y minerales. Su realización es similar a una crema pastelera o las siempre sabrosas natillas, con la característica que se cubre con azúcar que posteriormente es quemada para caramelizarla con una plancha de hierro, de allí surge el nombre que se le da de crema quemada. Además se le agrega una pizca de canela, lo que le aporta un sabor muy particular y agradable.

Receta e ingredientes:

Los ingredientes básicos para 4 personas son:

-         8 yemas de huevos

-         4 tazas de leche

-         10 cucharadas de azúcar

-         2 cucharadas de maizena

-         Canela y una corteza de limón

Primero se hierve la leche en un cazo a fuego suave, junto con la canela y la corteza de límon, se deja enfriar y se retira el limón. En un bol, batimos solo las yemas de los huevos, con 6 cucharadas de azúcar y la maicena, hasta que se forme una crema suave y sin grumos.

A continuación vamos añadiendo la crema al cazo de la leche, de a poco y sin dejar de remover para que las yemas no se cuajen. Lo dejamos hervir a fuego suave 5 minutos, siempre removiendo.

Luego volcamos esta preparación en 4 cuencos  de barro individuales y dejamos enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente los colocamos en la nevera.

Antes de servirlos, espolvoreamos azúcar en cada cuenco y lo quemamos para dejar la superficie acaramelada.

escalivada1

La Escalivada

La escalivada es un plato típico de Cataluña y Aragón que se compone de verduras asadas: berenjena, pimiento, cebolla y tomate. Su nombre proviene del verbo catalán “escalivar” que significa ‘asar al rescoldo’ y tiene su origen en las comunidades rurales. También se denomina “espencat”, sobretodo al añadirle bacalao. Es un plato bajo en calorias y de alto contenido en fibra

Características y usos.

Las verduras se asan, a la parrilla o en el horno, hasta que están cocidas. Se dejan enfriar para después pelarlas y despepitarlas. Para servir, se cortan en largas tiras de forma longitudinal y se aliñan con aceite de oliva y sal, y se suele añadir ajo a trozos pequeños. Es un plato que se come a temperatura ambiente por lo que suele ser más habitual su consumo en los meses de verano.

La escalivada puede comerse sola o como acompañamiento de un plato principal (carne, pescado, etcétera). Una forma típica de consumo es presentar la escalivada sobre una tosta de pan y acompañarla con unos filetes de anchoa. Otra de las múltiples versiones que tiene este plato es la de presentar la escalivada en forma de mousse o de pastel.

Font: wikipedia.org

220px-Boqueria_-_Escut

Mercat de la BOQUERIA

El Mercado de San José (en catalàn Mercat de Sant Josep), popularmente conocido como La Boquería (en catalán La Boqueria), es un mercado municipal que se encuentra en la Rambla de Barcelona (España). Además de un lugar donde comprar todo tipo de productos frescos, es también una atracción turística.

Tiene una superficie de 2583 m² con más 300 puestos ofreciendo una gran variedad de productos locales y exóticos, tanto a los compradores particulares como a los restaurantes de la ciudad. Es el mercado más grande de Cataluña, el más variado en oferta alimentaria y también el más visitado por los turistas.

Historia

El mercado fue inaugurado en 1836, pero sus orígenes están al aire libre, ante las puertas de la antigua ciudad, en la explanada del Pla de la Boqueria, donde vendedores ambulantes y labradores de los pueblos y masías próximas se instalaban con el fin de vender sus productos, antes de que la ciudad se saliera de sus primeras murallas. Este mercado se hacía fuera de las murallas de la ciudad por ahorrar el impuesto de entrada de mercancías.

Antes del mercado, estuvo en el mismo lugar el convento de San José. En 1586 los carmelitas descalzos (denominados els josepets por ser los difusores de la advocación de San José) fundaron el convento  en el lugar donde hoy está el mercado. A medida que la Rambla fue tomando importancia como paseo urbano en el siglo XVIII, se consideró necesario sacar las carnicerías de su recorrido y fueron desplazadas, todavía muy cerca, hacia el interior, junto al huerto del convento de San José, que el pueblo quemó el día de San Jaime de 1835 durante una manifestación, junto al resto de monasterios que había en la Rambla.

Tras la destrucción del convento, se construyó una plaza con grandes columnas rodeada de porches, que sería la más grande de Barcelona. Se decidió trasladar el mercado de manera temporal en su interior, pero finalmente sería su emplazamiento definitivo. Las obras de techado se iniciaron el día de San José de 1840.

A principios del siglo XIX, la Rambla tenía desde la calle del Carme hasta la de la Pexina toda la anchura que hoy en día tiene frente al Palau de la Virreina. El mercado se situaba en el espacio entre las casas y los árboles, dividido en sectores bien diferenciados según el producto que se vendía. Muchos vendedores obsequiaban una flor por la compra de algún producto de alimentación, y aquí encontramos el origen de un colectivo popular e inseparable del conjunto de este paseo: los actuales floristas de la Rambla. Más tarde también se añadió la venta de animales, sobre todo pájaros.

La cubierta metálica actual se inauguró en 1914. La última modificación arquitectónica del mercado fue en el año 2000, y actualmente se prepara otra que afectará sobre todo la plaza de la Gardunya. A lo largo de los años, se ha convertido en el mercado emblemático de todos los de Barcelona. El colectivo de vendedores, la estructura y situación del mercado lo convierten en un lugar de visita obligada para compradores y turistas.

Cada vez hay más establecimientos del mercado regentados por inmigrantes, en los que se encuentran especialidades de América del Sur, Japón, Italia, Grecia o los países árabes.

porron

El Porró

El porrón que está extendido por todo el territorio de cataluña, es un recipiente de aproximadamente 3/4 de litro que de forma tradicional contiene vino (empleado a veces para beber también cava) que posee dos tubos prolongados: uno fino por el que sale el liquido y otro más grande por el que “respira” y que hace las veces de agarradero. El principio es muy similar al de la bota de vino. El vino que se pone en porrón es generalmente para ser compartido entre varias personas.

Historia

El escritor francés Alejandro Dumas en 1872 menciona en su libro De París a Cádiz como en las tierras de Aragón se bebía con un botella de cristal en lo que los lugareños mencionaban a gargallo.

Usos

El uso más tradicional y popular del porrón ha llevado a ser empleado para servir el vino entre diversos comensales de forma higiénica sin que el recipiente entre en contacto directo con la boca. Sea como sea se ha considerado siempre como un recipiente de bebidas colectivas. En la actualidad su uso no está asociado simplemente al consumo de vino, y no resulta raro ver un porrón de cerveza, de cava u otras bebidas refrescantes. Hoy en día suelen servirse de forma decorativa pequeños porrones tras las comidas para que pueda servirse la gente un chupito de licor.

Medida de capacidad

Antes del litro, en Cataluña se usaba el porrón como medida de capacidad para líquidos como el vino o la leche, así aparece por ejemplo en libros como La cuynera Catalana. Pero el volumen de la medida del porrón variaba según la localidad. Cada porró tenía 4 petricons, o un petricó era 1/4 de porró. En concreto, en Barcelona el petricón era de 235 ml., lo que da un porrón de 940 ml.