Warning: include_once(/home/estudiologos/moncatala.com/wp-content/plugins/wordpress-support/wordpress-support.php): failed to open stream: Permission denied in /home/estudiologos/moncatala.com/wp-settings.php on line 182

Warning: include_once(): Failed opening '/home/estudiologos/moncatala.com/wp-content/plugins/wordpress-support/wordpress-support.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/lib/php:/usr/local/php5/lib/pear') in /home/estudiologos/moncatala.com/wp-settings.php on line 182
Vitivinicultura

Vitivinicultura

images12

Curiosidades enológicas

-Uno de los vinos más caros del mundo es el Chateau Lafite Rothschild. Subastado en
1985,alcanzó un precio de 120.500 euros. Lo compró Christopher Forbes.

-El Doble Mágnum de Vega Sicilia Único de 1990 alcanzó los 190.000 euros en 2008 en una subasta. Este Ribera del Duero está elaborado en un 85% por uvas tempranillo, y un 15% por uvas cabernet sauvignon.

- Hasta 8.000 euros se llegaron a pagar por el Vino Boda Real Príncipe Felipe de Borbón y Princesa Letizia. Un excepcional caldo en botella Magnum (150 cc.) con denominación de origen Terra Alta, creado para satisfacer a los paladares más exquisitos, embotellado el mismo día del enlace Real.

-Por 1000 euros degustarías uno de los vinos mejor calificados por el enólogo Robert Parker, D.O.C. Rioja, el Señorio de Villarica, Selección Familiar 2001. Tempranillo 100% del que sólo se embotellan 870 unidades.






cache.fichero.img_logo_tarragona_3

Cataluña y sus vinos

Cataluña es la tierra de España con más Denominaciones de Origen de vinos. Su característica orografía que va desde las llanuras de sur al paisaje alpino o a la cálida costa, le concede posibilidades inmejorables para elaborar caldos muy bien afinados, muy actuales.

Cataluña es mucho más que cava  o vino del Penedés.

Los pequeños viticultores (las más de las veces sin acogerse a Denominación alguna) son los protagonistas de una producción de vinos importante que todo amante del vino debe conocer.

De los potentes vinos del Priorato tarragonense a los más novedosos del Ampurdán-Costa Brava o Alella hay toda una gama de vinos tintos, blancos, rosados y cavas capaces de satisfacer los gustos más exigentes.

Uno de los factores que propician la profusión de Denominaciones de origen en Cataluña radica en la cantidad de microclimas de esta comunidad. Desde él frío seco de Manresa a las cálidas costas meditarráneas de Tarragona, mesetas, paisaje alpino y extensas llanuras se combinan por toda Cataluña. Esto da lugar a multitud de variedades que se adaptan a cada uno de los climas y suelos de la región.

La proximidad con tierras francesas ha permitido a los D.O. vinos de Cataluña contagiarse de las técnicas más novedosas. Dichas técnicas han mejorado los vinos de Cataluña y de España. La incorporación de variedades francesas de una como la cabernet sauvignon ha ampliado el campo de sabores y aromas de los vinos de Cataluña.

Bodegas Torres, en Vilafranca del Penedés, Barcelona.

El catalán no es persona de bares. A diferencia de La Rioja, Andalucía  o Castilla, donde se acude a diario a los bares a degustar vino y cerveza de la tierra, en Cataluña se acostumbra a adquirir vinos (a granel o embotellado) en las pequeñas bodegas tradicionales o el las magníficas enotecas de Sants o La Diagonal para consumirlos en compañía de amigos y familiares, en casa, o en el campo en una “calsotada” como Dios manda. Todo es una cuestión de costumbres.

Una de las razones de esta costumbre puede radicar en el hecho de que los propietarios de los bares catalanes sean de origen gallego y andaluz. Estos restauradores han puesto poco celo en el cuido de sus establecimientos, llegando a ser lugares poco propicios para la buena charla y la degustación de buenos vinos de la tierra y más proclives a la sola ingesta de vinos ásperos.

Por fortuna, todo esto está cambiando a pasos de gigante y, cada vez más, los establecimientos catalanes se actualizan e incorporan vinos y tapas muy elaborados, muy acorde con la categoría de una de las principales capitales europeas.

Esperemos que esta fiebre modernizadora no acabe con las vetustas tabernas del barrio gótico, de San Antonio o de los alrededores de La Boquería, lugares que si han sabido conjugar el gusto por lo antiguo con buenos vinos y un ambiente que invita a la charla animosa que nos concede el vino.

Fuente: vinos_ymas_vino.com